viernes, 10 de abril de 2015

Chile II: La Carretera Austral ...

   ((Esquel, Trevelin: Argentina), Futaleufú, La Junta, Puyuhuapi, Mañihuales, Coyhaique,         Cerro Castillo,  Pto. Bertrand,  Cochrane,  Caleta Tortel,  Villa O´Higgins, Candelario Mancilla: 1.095 km. Acumulado: 20.464 km.)



   Son Alemanes? … De esta manera nos abordaron Natalia y Jorge a la puerta de un supermercado en Esquel.


   Nos había traído hasta esta población la intención de paliar la tendinitis que se había instalado en la mano derecha de Ali, acrecentada por el ripio de los últimos días.

   Y fueron ellos, la familia Inthamussu Kloster, los que nos ofrecieron pasar a su jardín una calurosa tarde, en donde acabamos por instalar nuestra tienda. Los que hicieron un huequito a Ali en su día a día y los que permitieron con acciones como ésta a un servidor, acometer el último tramo de este viaje en solitario y con absoluta tranquilidad. 


   Futaleufú fue el paso fronterizo por el que alcancé Chile por segunda vez, y con ello vino la Carretera Austral. Un trazado de 1.250 Km que muere en el Lago O´Higgins allá por los 40 y muchos grados de Latitud Sur. Que descubre de esta Patagonia Chilena rincones remotos de belleza hechicera. Donde mora una soledad eterna que suele el Océano Pacífico condenar a penumbra, cuando un cielo gris es traído por un viento pagano y cruel, obligándote entonces a aliarte con el relieve y a escapar o a intentarlo, a su despecho. 


   Salpicada de estancias y asentamientos de pioneros y colonos. "Gente de mano caliente por eso de la amistad...". De sonrisa perenne y dispuestos siempre a tender una mano. Estos lares imprimen a la vida su propio ritmo. Patagón que se apura, pierde su tiempo… este dicho es en la Patagonia ley.


           Los días van pasando y en la primera semana de febrero alcanzo Villa O´Higgins, lo que significa que el breve y tímido verano ha consumido su ecuador. Atrás quedaron los fiordos donde vi nadar delfines y criar salmones. La Selva Valdiviana, el Ventisquero Colgante, el Queulat. Los ríos Futa, Palena y Baker. Cerro Castillo. Las aguas turquesas del Lago General Carrera. Caleta Tortel… También la Casa de Ciclistas de Boris en Coyhaique. Un antro de esos en el que fondeamos los que recorremos el mundo en dos ruedas. Donde es fácil escuchar media docena de idiomas alrededor de una misma mesa. Donde fluye información, contactos, recetas de cocina o mensajes de ánimos. Donde la complicidad es absoluta. Donde la amistad es breve en el tiempo y de calado en el sentimiento. Donde Pauli, la chica de sonrisa eterna, nos agasajó como una princesa elfa.


   Mañana no hay barco, pasado mañana no se podrá navegar por la fuerza del viento y los dos barcos del día siguiente ya están completos… y es ésta la única forma de cruzar a Argentina, no hay carreteras. Tan solo dos lagos y en medio un único paso fronterizo dictado por el Campo de Hielo Patagónico Sur, practicable solo en temporada estival. La información es difusa y corre de boca en boca por un crisol de nacionalidades más acostumbradas a otras infraestructuras, a otros ritmos, a otras prisas. Indago por mi cuenta y vuelvo al camping con el compromiso de Sebastián de cruzarnos el sábado en un segundo viaje si reúno a un mínimo de 15. Se completa una relación con 20 ciclistas en 10 minutos. Confusos pero tranquilos, los que serán mis compañeros de travesía agradecen la iniciativa y se preguntan cómo se ha logrado algo que ya daban por imposible. La Carretera Austral es un destino cicloturista con mucho tirón. La mayoría de ellos han llegado algo más al norte hace poco más de una semana, en algún vuelo desde muy lejos. Otro vuelo los devolverá desde algún punto más al sur dentro de unos pocos días. Viajar mezclando distancias considerables, con infraestructuras justas y escasez de tiempo, por lugares donde la meteorología es caprichosa y adversa, no es lo más adecuado. Esto es algo que diferencia a cicloturistas de cicloviajeros… Me sonrío e intento transmitirles que en lugares como este las cosas llevan su propio ritmo y procurar, como los juncos, adaptarse al viento. Be water my friend ... . Ya saben, Patagón que se apura pierde su tiempo…

   82 Imágenes. Un saludo a tod@s!







Desde Esquel a la Austral ...
Compartiendo con la Familia Inthamussu Kloster.


Río Futaleufú.

Desde casa de Nani y Gustavo.


El Río Futaleufú, una joya para el rafting y el kayaking ...






 La Austral Chilena ...
 

El Río Palena ...


.. Puyuhuapi ..



Criaderos de salmón.

.. Parque Nacional Queulat ..








 





Casa de Ciclistas de Boris en Coyhaique.




Cerro Castillo.

.. Una mañana en la que sol, lluvia y arco iris, jugaban al pilla pilla ..







Bosque muerto ...




.. Lago General Carrera ..






Wilson, rescatado de la Austral, me acompañó hasta Ushuaia ...

5 Tumbas ...











.. Caleta Tortel ..











.. Sorteando los fiordos ..


.. El Refugio del kilómetro 50 ..






Las Reinas del lugar.

 ... A la cruz.



Hasta siempre ...
Cruzando a Argentina.
Lago O´Higgins.



Candelario Mancilla.


Subiendo al Paso de Dos Lagunas ...

Dejando Chile ...

2 comentarios:

  1. La hicimos hace unos años...gracias por recordarme maravillosos días de pedaleos!!

    ResponderEliminar